Consejos para aprender árabe

COMPARTIR

No existe una fórmula mágica para aprender idiomas —en nuestro caso, el árabe— sin esfuerzo y de la noche a la mañana, pero sí que hay una serie de conceptos, pautas o actitudes que nos ayudarán a avanzar en nuestro aprendizaje y a lograr nuestro objetivo.

Por supuesto hay idiomas más complejos que otros. Por ejemplo, para un hispanohablante es mucho más fácil aprender portugués o italiano que aprender árabe.

Por eso os vamos a compartir con vosotros 4 consejos que tenéis que seguir si queréis aprender esta lengua:

Motivación

La mayoría de los expertos en didáctica coinciden en que la motivación es crucial para estudiar un idioma. Sin ella, es difícil progresar en su aprendizaje. Cuando nos acercamos a un idioma con el objetivo de aprenderlo, cada uno de nosotros cuenta con una motivación diferente, que puede ser: lograr un puesto de trabajo, promocionar profesionalmente, conocer otras culturas, tener acceso a la literatura de un territorio determinado… En resumen, la motivación es el motor que mueve nuestro aprendizaje y es lo que nos transporta hacia nuestro objetivo.

Constancia

La constancia es otro aspecto clave del aprendizaje. De poco sirve estudiar un idioma, si luego no programamos sesiones de estudio regulares a lo largo de la semana. Muchas veces es más difícil recuperar lo olvidado que empezar de cero. Por otro lado, siempre es más productivo organizarse y estudiar regularmente, aunque sea por periodos cortos de tiempo, que darse un atracón de ocho horas de estudio una vez a la semana. 

Aprende árabe porque quieres

Este punto está relacionado con la motivación. Muchas veces nos vemos haciendo cosas porque alguien quiere que las hagamos, no porque nos interese realmente hacerlas. No podemos aprender por otros, solo aprendemos si realmente queremos. Es improductivo obligar a alguien a que aprenda algo que no quiere o que no le gusta. 

Disfruta 

Por último, pero no por ello menos importante, disfruta aprendiendo. Un buen amigo—y excepcional alumno de árabe— me contó una vez que él disfruta estudiando árabe porque solo lo estudia cuando le apetece. De este modo ha logrado avanzar de manera espectacular en el estudio de esta lengua, ya que, para él, estudiar esta lengua es algo placentero. Por lo tanto, si quieres aprender árabe de manera eficaz, disfruta y deléitate con su estudio. 

Esperamos que os hayan sido de utilidad estos consejos para aprender árabe y que empecéis a aplicarlos lo antes posible para poder lograr vuestros objetivos.

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en escribirnos al correo info@eiarabe.com o por nuestras redes sociales.

Añadenos tus comentarios

Sigue aprendiendo

Entradas relacionadas